ʆʊɳɋɫɨɔɵʂ

martes, 19 de junio de 2012

¿Destino?

Es la típica pregunta de cine. Es esa pregunta que te han preguntado alguna vez, o te has planteado a ti mismo.
¿Existe? Yo os confieso que siempre fuí muy escéptica en ese tema, siempre he pensado que no existe un camino marcado, que todo va cambiando según las decisiones que tomes. Que no hay nada escrito y siempre se puede cambiar.
Pero de un tiempo hacia aquí, ya no pienso eso.
Algunas personas utilizan el destino como arma de resignación, para admitir y aceptar algo que les pasa en la vida. Ahora yo soy de esas.
No sé si es lo más valiente, pero ayuda pensar que esa persona no entró en tu vida porque no estaba en tu destino.
Quizá mantener esta postura es cobarde y conformista, pero a mí me ayuda a aceptar las decepciones que son muchas las que me encuentro.
Quizá es cierto que el destino está escrito, que todas las equivocaciones y errores son para un fin, para que podamos sacar de ellos una lección para usar más adelante
Es fácil pensar que está todo escrito y que nada de lo que hagamos podrá cambiarlo. Es más fácil y más cómodo

Si algo he aprendido es que el dolor es un ancla, y si la abrazas, te hundes con ella.
Y si creer que el destino existe, es un flotador al que agarrarnos para no hundirnos, creamos en él.



7 comentarios:

  1. Me ha gustado muchísimo esta entrada. Es fácil pensar que está todo escrito y que nada de lo que hagamos podrá cambiarlo. Es más fácil y más cómodo. Estoy completamente de acuerdo con eso, por desgracia.
    Mil besos,
    xoxo -Á
    http://nubesd.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  2. Buena entrada! yo tambien pensaba antes que no existia el destino, pero ya cada vez dudo más, y me resigno a pensar que hay algo mejor para mi en él! un saludo ^^ un placer volver a pasar por aqui!

    ResponderEliminar
  3. Un texto precioso y lleno de vitalidad, y es que yo pienso lo mismo que tu, tal vez eso de que el destino esté escrito no tenga ni pies ni cabeza, ni razón científica por la que cerciorarlo, pero lo que está seguro es que el destino es un arma segura a la que amarrarse para combatir contra el recuerdo, para combatir contra el dolor, porque es mejor agarrarse a un destino que te salve de cualquier sufrimiento a agarrarte del dolor y que este te hunda con el en lo más hondo de cualquier pozo, en resumen, como tu dices el destino sirve como escapatoria, como liberación de todos los problemas.
    Un besito.

    ResponderEliminar
  4. A veces yo creo que ambas cosas existen, que en la línea de destino uno puede escaparse bastante, pero siempre atraído por aquella línea imantada. Es difícil intentar creer en algo definitivo, así como en algo que cambia constantemente. Y el dolor, la alegría y toda la gama intermedia, siempre serán anclas, que flotan o que bajan profundamente. Pareciera que las cosas oscilan y que uno es capaz de cambiar eso hasta cierto límite.
    Un abrazo desde Chile, me gusta mucho tu texto.
    Dejaré mi blog para compartir poesía y pintura.

    Saludos

    ResponderEliminar
  5. Pretty picture!! I am relly sorry but I do not understand a single word of your text but these hairs are gorgeous!! I love the ombre hair style!! Thumbs up!

    Hope you visit me on my blog
    fashionobsession-mieni.blogspot.com

    ResponderEliminar
  6. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  7. Yo creo en el destino a medias. Me explico: pienso que sí, tenemos el destino escrito y hay ciertas cosas que ya están predestinadas a ocurrir, pero creo que otras podemos cambiarlas a nuestro antojo, las 'menos importantes', aunque creo que esto sería bastante incorrecto ya que ésos momentos suelen ser los que más importan.

    Un beso.

    ResponderEliminar