ʆʊɳɋɫɨɔɵʂ

jueves, 24 de mayo de 2012

Música VIII

What goes around... will come around, don't deny your fears.
So let them came into light, give up the fight.

Epica - Chasing the Dragon

                                            

Nunca debes que poner a nadie en el centro de tu vida, ni que sea tu "todo", ni que sea la razón de tu felicidad. Porque es algo inestable, las personas cambian, evolucionan, se van, te fallan. Las personas que quieres te deben importar, sí, pero en su justa medida... de manera que no tenga el poder de hacerte sufrir, de manera en la que puedas ver sus actos fríamente.
Debes preocuparte por los demás, pero un poquito más por ti mismo, es la mejor  manera de no sufrir.
No quiero decir con esto que hay que cerrase en banda, pero sí digo que hay que poner ciertos límites a los sentimientos hacia personas, porque los lazos afectivos fuertes siempre traen alguna dependencia.

No hay que caminar solo... únicamente hay que saber mantener las distancias.

4 comentarios:

  1. Sabias palabras quisiera tener esa fuerza :) saludos desde mi luna

    ResponderEliminar
  2. Un texto sumamente cierto ! Pero cuesta ponerle algunos limites a la persona que más amas.
    Un besito :)

    ResponderEliminar
  3. Que bonita la entrada, bueno como siempre $;
    Me gustaría que mirará el nuevo blog que lo ha echo otra sola 'nos hemos separado' pero el otro blog sigue funcionando (:
    Bueno pásate y dime que te parece !
    http://nothingwhitoutyou.blogspot.com.es/
    Muchas gracias un beso !

    ResponderEliminar
  4. ¡Olé! Me alegra muchísimo que hayas sabido darte cuenta de esto siendo tú la que hayas tomado la decisión de seguir adelante. A mi me costo muchísimo tiempo darme cuenta de ello, quizás tomé la decisión tarde pero creo que "me salvé" por los pelos.
    Ahora es tiempo de estar con los amigos, disfrutar de la vida y ante todo seguir buscando la felicidad para ser felices. Ni te tengo que decir que te lo mereces (el ser feliz).
    Muy buena la frase antes de la foto.
    Respecto a la última frase, cada uno es como es pero nadie debe suplicar por algo que se merece.
    Un besazo Liz y sigue escribiendo :D

    ResponderEliminar