ʆʊɳɋɫɨɔɵʂ

jueves, 19 de enero de 2012

El sentido común, el menos común de los sentidos

Tu cabeza lo sabe, te lo dice, te lo repite una y otra vez, te lo grita. Pero tu corazón hace caso omiso estúpidamente, caminando a buen paso hacia el precipicio, completamente a ciegas, completamente sordo.

Lo sabes, está jugando contigo, pero, sorprendentemente, te da igual. Aunque sabes que no encaja, que el puzzle que intentas construir se romperá tarde o temprano, sigues adelante,  sonríendole y mirándole. El cerebro te avisa te intenta prevenir, eres consciente de que tiene razón, eres consciente de que al final caerás, y cuanto más subas, mas daño te harás, pero no te importa. Y es que a veces lo que nos pasa es culpa nuestra por no escuchar a nuestro sentido común, que muchas veces -la mayoría.- tiene razón.




4 comentarios:

  1. Aún así, a pesar de sufrir, es mejor dejarse llevar: no ha de haber nada más terrible que arrepentirse de algo que NO se hizo.
    Un saludo !

    ResponderEliminar
  2. sin duda toda la razón, tantas veces sabiendo que arriesgarse traerá dolor lo hacemos igual, porque lo que nos insentiva es tan fuerte que se vuelve imposible resistirse. un besoo:)

    ResponderEliminar
  3. me parece muy expresiivo y personal el blog!! pues sii me piirra alex, jaja, y sale geniial en las fotos qe tienes!! un besotee te sigo! ;)

    ResponderEliminar
  4. Lo hacemos sabiendo que nos va a hacer mal en cualquier momento pero si no lo hacemos pensamos por qué no lo hize,por qué no me arriesge.
    Me encanto tu blog, y obvio que te sigo ((:

    ResponderEliminar