ʆʊɳɋɫɨɔɵʂ

martes, 29 de noviembre de 2011

Rayo de luna

Y ahí estaba Él, no es de esas personas que piensas que puede existir, no una persona que se le parezca a nadie que conozcas, es un rostro que aun en tus mejore sueños jamás habrías visto. Es como magnético, tiene algo, llámale sex-appeal o algo por el estilo, que te hace mirarlo. Todo. Su forma de caminar, de moverse, de vestir, su simple olor, pero sobre todo lo mencionado, su mirada, los ojos. Esos ojos que intenta (pero no consigue) ocultar tras sus gafas negras, que aún mirándolos durante horas, no serías capaz de asegurar si son verdes, u azules, o grises... Fríos, pero a la vez te sientes increíblemente bien mirándolos. Esos ojos, que miran sin mirar, y a la vez parece que te taladran. Harías todo lo que te pidiera, solo con que te mirara de ese modo. ¿Es un ángel? Sorprendentemente para algunos, muchos lo dirían, pero un ángel no puede ser así, un ángel no inspira lo que él inspira. ¿Es un demonio? Un demonio que tiende todas sus trampas para que vayas tras de Él... pero mientras lo miras deja de importarte lo que sea o deja de ser. Esa es tu perdición.
Es como si estuviera hecho para atraerte, los labios con ese deje de una sonrisa que no termina de salir, el pelo, estratégicamente despeinado, pero a la vez dulce... te hace querer tocarlo, hablarle, saber quien es, su nombre, su vida. Quieres saber que es real, no quieres que siga caminando y se vaya...
Y te da la angustia porque sabes que no lo volverás a ver, que seguirá y se irá y lo mas probable es que no lo veas jamás... sin embargo allá en lo mas hondo, en tu alma, tu aura, o tu conciencia... sabes que no olvidarás esos ojos en mucho tiempo.... que te acompañará toda tu vida, por mucho tiempo que pase.


Quizás se quede como un sueño inalcanzable, ese del que hablaban los románticos....
Es un sueño la vida,
pero un sueño febril que dura un punto;
Cuando de él se despierta,
se ve que todo es vanidad y humo...
¡Ojalá fuera un sueño
muy largo y muy profundo,
un sueño que durara hasta la muerte!...
Yo soñaría con mi amor y el tuyo.
G.A Bécquer


5 comentarios:

  1. Que hay miradas que impactan tan grandemente, sí que las hay...
    Y además en la mirada puedes conocer casi todo del ser en cuestión...

    Besos,Liz.

    ResponderEliminar
  2. me gustó mucho la entrada! parecia que estubieras describiendo a edward cullen jajaja o quizas es ya mi obsesion... :S un beso ^^

    ResponderEliminar
  3. Igual que la chica anterior pensé en Edward jajaja que locura que tenemos. Me encanto la entrada linda. Nos vemos por mi blog, espero que te guste y lo sigas si así quieres. Exitos.

    ResponderEliminar
  4. aiiis en muchas cosas me recuerdas a mi, me pasa lo mismo con una chica, :) gracias por pasarte!! me gusta muchísimo tu texto ^^

    ResponderEliminar
  5. por cierto si no leíste esta entrada: http://celesteazulcielo.blogspot.com/2011/09/veintiun-estrellas-dedicadas-liz.html leela, seguro que te resulta familiar o algo jaja hay algun parentesco jaja ;)

    ResponderEliminar